Rosario Robles huyó de los reporteros y no quiso responder sobre los desvíos millonarios.

POLITICA

Rosario Robles huyó de los reporteros y no quiso responder sobre los desvíos millonarios.


La titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, continúa en el ojo del huracán debido a los constantes escándalos por enormes desfalcos y desvíos de fondos en las dependencias que han estado a su cargo durante la presente administración.

Este jueves, en su calidad de integrante del gabinete presidencial, fue invitada por Enrique Peña Nieto a la conmemoración oficial de los Niños Héroes, la cual se realizó en el Castillo de Chapultepec. La secretaria estuvo muy participativa, platicaando constantemente con el presidente durante el evento.

Sin embargo, cuando la ceremonia concluyó su actitud conversadora desapareció a medida que se acercaban los miembros de los medios de comunicación que se dieron cita para cubrir el evento; y que se acercaron a Robles Berlanga para obtener alguna declaración después de todo lo que se ha dado a conocer durante los últimos días.

‘Ahorita no tengo nada que decir’ fue la respuesta de la titular de la Sedatu cuando una reportera se aproximó para preguntarle si tomaría medidas al interior de la dependencia, para después guardar silencio mientras era escoltada hacia su vehículo para huir de la escena.

El periódico Reforma reveló esta semana que la Auditoría Superior de la Federación detectó la desaparición de mil 900 millones de pesos, de los cuales 708 fueron entregados en efectivo a empresas fantasma con domicilios inexistentes entre 2014 y 2017, mientras Robles estuvo a cargo de Desarrollo Social y de la Sedatu.